Proceso de demanda por lesión médica

Evaluación

columns2El primer paso en el proceso de demanda es evaluar si usted (o un ser querido) tienen un caso válido por negligencia médica que sea de un valor substancial suficiente como para ameritar realizar una demanda. Para poder hacer esto, obtenemos de usted algunos datos sobre la situación en general. Lo hacemos al hablar con usted por teléfono o al pedirle que complete y envíe el cuestionario en línea que se encuentra a la izquierda de esta página. Si usted lo prefiere, puede imprimir el cuestionario, completarlo y hacérnoslo llegar ya sea por correo o fax. Si usted quiere contactarnos, puede llamarnos por teléfono, enviar un email, un fax, o bien hacer clic aquí. Nosotros mantenemos confidencialmente toda la infomación que usted nos proporcione (y somos requeridos por la ley mantenerla confidencial).

Una vez que tenemos esta información inicial, realizamos una evaluación y valoración inicial. Podríamos necesitar contactarle para realizar más preguntas y obtener información adicional. Si desde el momento de la evaluación y valoración inicial pensamos que sería difícil que usted logre establecer un caso de un mérito substancial con una oportunidad para obtener una indemnización substancial, se lo haremos saber. Sin embargo, si pensamos que usted sí podría establecer un caso de un mérito substancial con una oportunidad para obtener una indemnización substancial, entonces pasaremos al siguiente paso en el cual usted nos contrata como sus abogados por un acuerdo de honorarios condicionales. Nosotros entonces obtenemos todos los registros médicos relevantes y hacemos que un profesional médico (o varios profesionales médicos) revisen los registros para saber si existió negligencia médica. Usted nos contrata al firmar un acuerdo de honorarios para abogados. Nosotros trabajamos sobre honorarios condicionales lo cual quiere decir que si no hay una indemnización, nosotros no cobramos nuestros honorarios. Para una explicación detallada sobre cómo se pagan nuestros honorarios y sobre los costos de llevar un caso ante una corte, así como de otros costos por un litigio, haga clic aquí. Nosotros obtenemos los registros médicos relevantes al presentar una autorización firmada para solicitar registros médicos con varios proveedores de cuidados a la salud. Usualmente tarda entre uno o dos meses poder obtener los registros médicos relevantes y poder que los profesionales médicos los revisen (a no ser que usted ya cuente con copias de sus registros médicos que nos pueda proporcionar).

Si después de revisar los registros médicos y el resto de la información, nuestro(s) proveedor(es) de cuidados médicos nos dice(n) que no encuentra(n) evidencia de negligencia médica, se lo haremos saber y le proporcionaremos una copia de los registros médicos para que usted pueda hacer que otro abogado (y sus profesionales médicos) revisen su caso, si es que así lo desea. Sin embargo, si nosotros concluimos que usted tiene un caso de un mérito substancial con una indemnización considerable, entonces se lo haremos saber y comenzaremos a llevar su caso en su nombre, a no ser que usted nos indique lo contrario.

Nos encargamos de su caso

Nosotros realizamos la mayor parte del trabajo en su caso con un mínimo de participación de su parte. Frecuentemente comenzamos al recomendar que se intente llegar a un acuerdo con los proveedores de atención médica responsables antes de realmente iniciar un proceso judicial. Sin embargo, hemos descubierto que aún cuando en algunas ocasiones tenemos éxito al obtener un acuerdo razonable antes de un proceso judicial, en muchas ocasiones una demanda debe ser presentada ante una corte y el caso debe avanzar de manera importante antes de que los proveedores de atención médica demandados accedan a llegar a un acuerdo en el caso por una cantidad razonable. En realidad, los estudios médicos han demostrado que los doctores y hospitales pelean contra todo tipo de reclamaciones, incluso aquellas en las que saben que el paciente ganará. (Consulte Baker, T. The Medical Malpractice Myth. Univ. of Chicago Press; 2005, pp. 77-78, y los estudios citados en ellas).

Suponiendo que las discusiones iniciales sobre un acuerdo no rindan frutos, comenzamos el verdadero proceso judicial al presentar una demanda en una corte federal o estatal (la decisión de en cuál corte presentar la demanda depende de algunas consideraciones jurisdiccionales y a otras consideraciones). Una demanda es un documento legal que describe la queja y solicita a la corte que se otorgue una compensación. Una vez presentada, comienza el proceso judicial. En una demanda, usted es considerado como la “parte demandante” y los proveedores de atención médica son considerados los “demandados”. Si consideramos que su caso se beneficiaría de ser expuesto en un foro de arbitraje en lugar de en una corte superior (lo que es relativamente inusual pero que puede ocurrir en algunas ocasiones), entonces también presentaremos junto con la demanda una decisión para participar en un arbitraje (lo que no haremos a no ser que usted esté de acuerdo con ello y lo que será efectivo solamente si los demandados también están de acuerdo en someter el caso a un arbitraje).

Una vez que ha iniciado una demanda, entonces ocurre la fase de desarrollo del caso. Durante esta fase, las partes (es decir, usted y los proveedores de atención médica demandados), recopilan información, a través de sus abogados, sobre sus respectivos casos. A esto se le conoce como descubrimiento de pruebas. Por ejemplo, los abogados (a nombre de sus respectivos clientes) pueden enviar a las otras partes preguntas por escrito (lo cual se conoce como interrogatorios) que las otras partes tendrán que contestar bajo juramento (con la ayuda de sus abogados). Los abogados pueden obtener documentos de las otras partes o de terceros que no estén involucrados en la demanda. Los abogados pueden tomar las deposiciones de las otras partes así como las deposiciones de terceros. En este contexto, una deposición es un procedimiento en lo que los abogados realizan preguntas y el testigo las contestan bajo juramento ante un taquígrafo judicial, con el abogado del testigo presente para proteger los derechos del testigo. También se puede realizar durante la fase de desarrollo del caso cualquier investigación que se considere pertinente. Esto generalmente se realiza a través de una investigación en línea y/o a través de un investigador contratado por el abogado. A medida que se acerca la fecha del juicio, se toman las deposiciones de los testigos expertos a favor de cada parte.

Además, las partes (a través de sus abogados) pueden presentar mociones dispositivas, que son mecanismos procesales para intentar dar por terminada la demanda (o decidir sobre partes de ella) incluso antes de llegar al juicio. Sin embargo, las mociones dispositivas para finalizar la demanda generalmente no tienen éxito en los casos por negligencia médica (al menos en los casos donde el abogado del demandante ha contratado a los peritos apropiados) y, por lo tanto, el caso generalmente continúa hasta la fecha del juicio. Si no se llega a un acuerdo sobre el caso, entonces el juicio generalmente tiene lugar en algún momento entre los 12 a 24 meses posteriores a la presentación de la demanda, algunas veces antes y otras veces después, dependiendo del condado particular en el que su caso fue presentado, así como de otros factores.

Indemnización por Acuerdo

Puesto que somos muy cuidadosos y a que solamente tomamos los casos de mérito sustancial, la gran mayoría de los casos de los que nos encargamos se resuelven mediante una indemnización por acuerdo con los demandados antes de realmente ir a juicio. Una indemnización por acuerdo se alcanza cuando usted voluntariamente accede con los demandados a terminar la demanda a cambio de un pago monetario realizado por los demandados a usted. Esto puede ocurrir en cualquier momento del proceso judicial, y nosotros trabajamos con los abogados de la defensa durante la demanda para ver si los demandados tienen algún interés en intentar llegar a un acuerdo para resolver el caso. En base a nuestra experiencia, un acuerdo suele alcanzarse con mayor frecuencia cuando se acerca el juicio, después de que se ha llevado a cabo mucho del desarrollo del caso.

La forma en que una indemnización por acuerdo ocurre es que una de las partes hace una oferta y después ambas partes comienzan a negociar. En los casos de negligencia médica, se requiere que las partes puedan mediar sobre el asunto. Una mediación es simplemente una conferencia informal donde una persona neutral (conocida como “mediador” quien generalmente es un abogado o un juez retirado) intenta que las partes lleguen a un acuerdo sobre el caso. La mediación generalmente ocurre en las oficinas del mediador. Las partes asisten junto con sus abogados. Las partes no tienen que estar en la misma habitación o incluso verse si así lo prefieren. Las partes no tienen que acceder a resolver el caso. Si las partes no llegan a un acuerdo, entonces el caso avanza a la fase del juicio. Sin embargo, incluso si el caso no se resuelve en la mediación, las partes siempre pueden reanudar las negociaciones y llegar a una indemnización por acuerdo sobre el caso cuando se esté más cerca de la fecha del juicio, lo que sucede con mucha frecuencia. Por cada oferta presentada en la mediación o durante otras negociaciones sobre acuerdos, le informaremos la cantidad neta que usted obtendría después del pago de los honorarios de abogados, gastos de litigio y cualquier otro gravamen para que usted sepa cuál sería la cantidad que se llevaría si decide llegar a una indemnización por acuerdo. Nosotros, por supuesto le asesoramos respecto a la cantidad que consideramos justa y razonable, pero usted siempre tiene el derecho de aceptar menos de lo que recomendamos o esperar por una cantidad mayor.

Aún cuando la gran mayoría de los casos que hemos manejado se han resuelto mediante indemnizaciones por acuerdo, siempre damos por sentado que el caso no se resolverá mediante acuerdo y nos preparamos en este sentido. Si el caso se va a juicio, será presentado en el tribunal. Usted asistirá con nosotros al juicio.

Juicio

image042El juicio de una demanda por negligencia médica generalmente dura entre 1 a 2 semanas, algunas veces menos y en otras un poco más. El juicio tiene lugar en el tribunal (el tribunal del condado, si el caso fue presentado en una corte estatal o en el tribunal federal, si el caso fue presentado en la corte federal). El juicio es conducido por un juez, quien ejerce la función de juzgador de derecho. Esto significa que el juez decide cuál ley aplica para el caso (incluyendo cuáles instrucciones del jurado se leerán al jurado a la conclusión del juicio), cuál evidencia es admisible o inadmisible, así como otros asuntos procesales relacionados con la forma en cómo se desarrolla el juicio.

Todas las partes tienen el derecho de tener un jurado que actúe como juzgador de los hechos. El juzgador de los hechos (o el encargado de determinar los hechos) decide sobre las cuestiones de hecho en la demanda. Por ejemplo, en un accidente de tránsito, el juzgador de los hechos decide si el conductor fue negligente y provocó el accidente en cuestión y, de ser así, cuánto dinero debe ser otorgado a la persona lesionada como indemnización por esa negligencia. En un caso de negligencia médica, el juzgador de los hechos decide si el médico (u otro proveedor de atención médica) fue negligente y, de ser así, si dicha negligencia es lo que provocó las lesiones del paciente, entonces el juzgador de los hechos también decide cuáles son los daños y la cantidad de dinero que debería ser otorgada para compensar al paciente lesionado por sus lesiones.

Aún cuando las partes tienen derecho a un juicio ante un jurado, pueden, mediante un acuerdo, renunciar a ese derecho y solicitar que el juez funja tanto como juzgador del derecho y como juzgador de los hechos. Sin embargo, la defensa muy rara vez renuncia al derecho de tener un juicio ante un jurado pues los estudios muestran que los jurados generalmente suelen sesgarse a favor de los médicos demandados, mientras que los jueces por general no lo son. (Consulte (a) Baker, T. The Medical Malpractice Myth. Univ. of Chicago Press; 2005, pp. 70-77, y referencias citadas; (b) Glauser J. Are juries biased towards physician defendants? Emergency Med News; 2007; 29(10):14, y referencias citadas). Un jurado generalmente está compuesto por 12 personas, aunque en Washington y bajo ciertas circunstancias puede estar compuesto de 6, y por disposición de las partes pueden estar compuestos inclusive por únicamente 3 personas.

Existen ciertas variaciones sobre la forma en la que se conduce un juicio dependiendo de si el caso se lleva en una corte estatal o federal y de las reglas locales de la corte/el juez particular ante quien se somete el caso. Sin embargo, a grandes rasgos un juicio se desarrolla básicamente de la misma forma como se describe a continuación:

• Mociones in Limine

En algún momento ya sea cuando falta muy poco para que el juicio comience o durante el primer día del mismo, el juez escucha las “mociones in limine” (“In limine” en Latín significa al comienzo – por lo tanto, “mociones in limine” significa las solicitudes presentadas durante el inicio del juicio). Por lo general, una moción in limine es cuando el abogado pide al juez que determine que cierta evidencia no es admisible en el juicio, para que instruya a la parte contraria a que no intente presentar la evidencia o siquiera mencionarla frente al jurado. Un ejemplo es la cobertura de seguros para médicos. Prácticamente todos los médicos cuentan con seguro contra negligencia o con algún tipo de protección similar (como un acuerdo por parte del empleador del médico para indemnizar al médico por cualquier arreglo o veredicto en contra del médico, a lo que llamaremos también seguro, puesto que funciona de la misma manera). En realidad, nunca hemos tenido un caso donde el médico no haya tenido un seguro. Aún así, generalmente el demandante no puede decir al jurado que el doctor demandado tiene un seguro de negligencia. La razón es que las cortes están preocupadas de que sea más probable para los jurados inclinarse por el demandante y otorgar indemnizaciones importantes si saben que el doctor cuenta con un seguro. Por lo tanto, el abogado de la defensa siempre presenta una moción in limine para excluir la evidencia relacionada con el hecho de que el doctor cuenta con un seguro por negligencia médica. El demandante no puede ni siquiera mencionar que el doctor pudiera tener un seguro.

Otros ejemplos de mociones in limine incluyen datos que pudieran ser potencialmente vergonzosos para una u otra parte pero que en realidad no tienen relación alguna con los asuntos de la demanda. Por ejemplo, supongamos que el demandante en una demanda por negligencia médica es miembro del Partido Nazi Americano. La mayoría de los norteamericanos aborrecen al Partido Nazi Americano y a sus creencias. Así que, si la defensa pudiera presentar evidencia del hecho de que el demandante fue miembro del Partido Nazi Americano, entonces sería probable que el jurado estuviera en contra del demandante, incluso si el caso de negligencia del demandante fuera muy sólido. Por lo tanto, el abogado de la parte demandante presentaría una moción in limine para evitar que se presentara esa evidencia (puesto que en realidad no tiene nada que ver con los méritos del caso).

Aún cuando muchas solicitudes previas son utilizadas para garantizar un fallo sobre el que cierta evidencia es inadmisible, en situaciones apropiadas, las solicitudes in limine también pueden garantizar un fallo de que establezca que cierta evidencia es admisible.

• Selección del jurado

El primer día del juicio se elige al jurado. El proceso comienza cuando un grupo de jurados potenciales (muchos más de 12) son llamados de una lista de jurados (también conocida como el venire) para reunirse en el tribunal donde será examinado el caso en particular. Los jurados potenciales son entrevistados por los abogados de las partes (y en ocasiones por el juez) en un proceso conocido como voir dire (que en francés significa, “decir la verdad”). Algunos de los jurados potenciales serán excluidos por causa. Esto sucede cuando aparece alguna razón por la cual existe la posibilidad de que el jurado potencial no sea justo e imparcial (por ejemplo, si un jurado potencial es esposo o pariente de una de las partes, entonces él/ella probablemente no sea justo ni imparcial, por lo que sería eliminado por causa). Otros jurados potenciales serán sujetos a una recusación sin causa. Esto es cuando cualquiera de los abogados puede suprimir a un jurado potencial sin revelar la razón (con ciertas excepciones limitadas). Sin embargo, cada parte solamente tiene 3 recusaciones sin causa. En cualquier caso, cuando el proceso voir dire termina, se tendrá a 12 jurados que han sido elegidos y quizás uno o varios jurados alternativos (en el caso de que en algún momento del juicio uno de los 12 jurados no pueda continuar por alguna razón).

• Declaraciones iniciales

A continuación comienza ya el juicio real. El juez generalmente presentará al jurado algunas instrucciones y guías preliminares sobre lo que se espera y sobre cómo deben comportarse durante el juicio (por ejemplo, durante el juicio, no está permitido que los jurados platiquen con los abogados o con las partes, no se permite que realicen sus propias investigaciones independientes, no tienen permitido considerar evidencia fuera de la que fue presentado en el juicio, etc.). Después de las instrucciones preliminares, el abogado de cada parte puede ofrecer una declaración inicial. Una declaración inicial es cuando el abogado expresa ante el jurado cuál será la evidencia, desde la perspectiva del abogado. El abogado de la parte demandante inicia y luego habla el abogado de la defensa.

• Testimonios y otra evidencia

Después, el abogado del demandante presenta el caso principal del demandante. Aquí es cuando el abogado de la parte demandante llama a los testigos y aporta documentos y otra evidencia para probar el caso del demandante (aportar significa presentar evidencia). Cuando el abogado de la parte demandante llama a un testigo, el testigo presenta juramento y se sienta en el estrado. El abogado del demandante entonces realiza preguntas al testigo (lo que se conoce como interrogatorio directo). Después, el abogado de la defensa realiza preguntas al testigo (a esto se le conoce como contrainterrogatorio). Bajo ciertas circunstancias, el abogado del demandante puede solicitar realizar más preguntas (esto aplica como un nuevo interrogatorio directo) y en algunas ocasiones la defensa entonces puede hacer también más preguntas (realizando un nuevo contrainterrogatorio). Cuando los abogados terminan de realizar preguntas al testigo, entonces el jurado puede presentar al juez cualquier pregunta que les gustaría que se respondiera. El juez puede realizar la pregunta tal y como es escrita por el jurado o bien puede reformularla, o el juez pudiera no realizar la pregunta, dependiendo de si es apropiada de acuerdo con las reglas procesales y a otras consideraciones. El juez también puede realizar algunas preguntas al testigo. Después generalmente los testigos son dispensados y el abogado del demandante continúa con su siguiente testigo.

Cuando el abogado de la parte demandante terminó de llamar a todos sus testigos y de aportar todos los documentos y otra evidencia, entonces la parte demandante ha terminado de realizar su presentación del caso. En ese punto, es el turno del abogado de la defensa para presentar el caso principal de la defensa (o caso de la defensa). La defensa ahora llamará a sus testigos y aportará documentos y otra evidencia, tal y como lo realizó la parte demandante en su presentación del caso. El examen de los testigos de la defensa se realiza de la misma forma que en la presentación del caso del demandante, excepto que ahora es el abogado de la defensa el que inicia para realizar preguntas al testigo. Cuando la defensa ha terminado de presentar su caso, la parte demandante puede, bajo ciertas circunstancias, llamar a más testigos y aportar más documentos y evidencia (a lo que se le conoce como alegato de refutación). En la conclusión de cualquier alegato de refutación, la defensa, bajo ciertas circunstancias, puede presentar una contrarefutación. Aunque es frecuente que se presenten alegatos de refutación, son menos frecuentes las contrarefutaciones.

• Instrucciones del jurado

wethepeople2Después de que las partes han presentado sus respectivos casos, el juez leerá al jurado las instrucciones del jurado. Las instrucciones del jurado son declaraciones breves que presentan una guía para el jurado sobre sus deliberaciones.

Es deber del jurado decidir sobre las cuestiones de hecho. En un caso de negligencia médica, éstas incluirán (1) si el médico u otro proveedor de atención médica fue negligente; (2) si hubo negligencia, si la negligencia fue o no la causa de las lesiones del demandante; y (3) si la negligencia fue la causa de las lesiones del demandante, el monto de la indemnización (es decir la cantidad de dinero con la que se considera que sería justo indemnizar al demandante por sus lesiones). A diferencia de un juicio criminal donde el proceso debe probar la culpabilidad mas allá de toda duda razonable, el demandante en un caso civil, como lo es una demanda por negligencia médica, solamente necesita probar su caso a través de la preponderancia de las pruebas lo que simplemente significa “que es más probable que sea cierto a que no lo sea”. (Consulte Manual de Instrucciones para Jurado del estado de Washington – Civil, 21.01). La metáfora a menudo utilizada es la de una balanza. Incluso si hay un caso de difícil decisión en la mente de los jurados, mientras el jurado considere que el caso del demandante es incluso ligeramente más probable cierto que no, entonces el demandante gana. De otra forma, el demandado gana. A diferencia de los casos penales donde el jurado debe alcanzar una decisión unánime (esto es, 12 de 12), en un caso civil (como lo es un caso por negligencia médica) 10 de 12 es suficiente para establecer una decisión por parte del jurado.

• Alegato final

Después de que se leen las instrucciones del jurado, el abogado de la parte demandante presenta un alegato final, donde resume la evidencia y las razones por las que el demandante debería ganar la demanda. Después, el abogado de la defensa presenta su alegato final y presenta las razones por las que la defensa debería ganar el caso. El abogado de la parte demandante entonces presenta una breve refutación al alegato final de la defensa.

• Deliberación, veredicto y fallo.

Después de los alegatos finales, el jurado se retira al cuarto del jurado y delibera. Las instrucciones del jurado por escrito y algunos documentos recibidos como evidencia pueden ser llevados a la sala del jurado durante las deliberaciones. En Washington, los jurados pueden tomar notas durante el juicio y llevarlas consigo durante las deliberaciones. Cuando el jurado ha tomado una decisión (llamada veredicto), se lo informan al juez, quien entonces informa a las partes. En ese momento, desde la perspectiva del jurado, el juicio ha concluido y es dispensado (hay más actividades que tendrán lugar, pero el jurado ya no participa en ellas). Finalmente, el juez emite un fallo en favor de una u otra parte. Algunas veces, el fallo es apelado por una o ambas partes, pero si es así, el fallo del tribunal generalmente es confirmado durante la apelación.

Contáctenos

Existen muchas formas en las que ocurren los errores médicos. Si usted desea que evaluemos si un proveedor de cuidados a la salud puede haber cometido un error médico y provocado un daño sustancial a usted o a un ser querido, contáctenos y pregunte por nuestros servicios. Usted puede contactarnos ya sea por teléfono, por correo electrónico o completando el breve cuestionario confidencial de la izquierda. Esto es gratuito.

Nos encargamos de atender casos en todo el Estado de Washington.