Los errores médicos ocurren (con mucha más frecuencia de lo que usted imagina)

Los errores médicos son una de las causas principales de lesiones serias y de muerte en los EE.UU. (y quizás la causa principal)

image043Aunque los profesionales médicos seguido brindan una atención competente, hay ocasiones en que no lo hacen. Cuando esto ocurre, los resultados pueden ser devastadores para el paciente y su familia. Desafortunadamente, los errores médicos ocurren con mucha más frecuencia de lo que usted imagina. Un reciente estudio publicado en una importante revista médica (el cual se comenta más adelante) sugiere que alrededor de 440,000 personas mueren cada año en hospitales de los Estados Unidos de Norteamérica debido a errores médicos. Para poner esta cifra en contexto, 440,000 muertes por año equivale a 20 jets jumbo repletos de personas estrellándose cada semana durante todo un año, o casi 3 jets jumbo repletos por día. Y el número de lesiones graves (pero no muertes) provocadas por errores médicos en los hospitales es entre 10 y 20 veces más alto que el número de muertes.

Estas cifras son en verdad alarmantes.

Estudios sobre errores médicos

Se han redactado muchos libros de medicina y artículos en revistas médicas sobre errores médicos. Probablemente el más famoso (y más ampliamente conocido por el público debido a su cobertura por los medios de comunicación) es el reporte de 1999 del Instituto de Medicina de los EE.UU. titulado, Errar es humano: Desarrollando un Sistema de Salud Más Seguro (en adelante, “Reporte IOM”). (Cita completa: Comité sobre la Calidad de la Atención a la Salud en los Estados Unidos de Norteamérica, Instituto de Medicina (Kohn L, Corrigan J, Donaldson M, eds). To Err Is Human: Building a Safer Health System, Washington, DC: National Academies Press; 1999).

Como antecedente, el Instituto de Medicina (“IOM”) es una organización independiente y sin fines de lucro creada bajo un Estatuto del Congreso para ofrecer orientación confiable e imparcial a los responsables de la toma de decisiones en el gobierno, así como al público en general. Fue fundado en 1970 y es la institución de salud de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de Norteamérica. Los miembros son elegidos en base a sus logros profesionales y a su disposición para poder participar de manera activa en el trabajo del IOM sin recibir remuneración alguna. Muchos de los estudios realizados por el IOM comienzan como mandatos específicos del Congreso, mientras que otros son solicitados por agencias federales y por organizaciones independientes.

El Reporte IOM de 1999 concluyó que entre 44,000 y 98,000 estadounidenses mueren cada año en los hospitales debido a errores médicos. (Consulte el Reporte IOM, pp. 1, 31). Estas cifras colocaron a las muertes ocasionadas por errores médicos en hospitales por encima de las muertes provocados por accidentes automovilísticos, cáncer de seno y SIDA. (Id. 1). Aunque estos números son reveladores, el Reporte IOM también destacó que las cifras no incluían el cuidado ambulatorio, por lo que si la atención ambulatoria fuere incluida el verdadero número de muertes en los Estados Unidos de Norteamérica por errores médicos sería aún mayor. (Id. 2).

En el 2013, un nuevo estudio fue publicado en el Journal of Patient Safety que actualizó las cifras anteriores del Reporte IOM al utilizar técnicas de investigación más modernas. (Consulte James J. A new, evidence-based estimate of patient harms associated with hospital care. J Patient Safety. 2013; 9(3):122-128). Este nuevo estudio mostró que el número real de muertes en hospitales debido a errores médicos que pudieron evitarse es de 440,000 por año. (Id. at 127). Además, el número de casos de lesiones graves a pacientes (pero no de muertes) debido a errores médicos en hospitales es de diez a veinte veces mayor que el número de muertes. (Id. at 122). Como la mayoría de los estudios, el estudio del Journal of Patient Safety no evaluó la atención médica no hospitalaria (es decir, la atención ambulatoria, como la que se ofrece en los consultorios de los doctores y en las clínicas médicas), por lo que el número real de muertes provocadas por errores médicos indudablemente es mucho mayor una vez que se añaden las muertes por errores médicos en el entorno ambulatorio, como se discute a continuación.

Como era de esperarse, cuando el Reporte IOM de 1999 fue publicado originalmente, algunos médicos criticaron las cifras, sugiriendo que el número de muertes era demasiado elevado. (Consulte, por ejemplo: (a) McDonald CJ, Weiner M, Hui SL. Deaths due to medical errors are exaggerated in the Institute of Medicine report. JAMA. 2000; 284(1):93-95; (b) Hayward R, Hofer T. Estimating hospital deaths due to medical errors: preventability is in the eye of the reviewer. JAMA. 2001; 286(4):415–420). Sin embargo, estas críticas fueron a su vez criticadas por ser inexactas. (Consulte, por ejemplo: (a) Leape L. How many medical error deaths are there really? Anesthesia Patient Safety Foundation Newsletter. Fall 2001; (b) IOM Quality of Health Care in America Committee. The Institute of Medicine Report on Medical Errors: Misunderstanding Can Do Harm. Medscape General Medicine. 2000; 2(3); y (c) Leape LL. Institute of Medicine medical error figures are not exaggerated. JAMA. 2000; 284(1):95-97).

En cualquier caso, la Asociación Norteamericana de Hospitales parece ahora haber aceptado la estimación del IOM de 1999 de 98,000 muertes por año en hospitales debido a errores médicos, por lo que dicha cifra es el número mínimo absoluto de muertes en hospitales de los EE.UU. que la mayoría acepta en la actualidad. (Consulte Allen M, How Many Die From Medical Mistakes In U.S. Hospitals? Sitio Web de ProPublica, 19 de septiembre de 2013). Además, las nuevas y más altas cifras en el estudio del Journal of Public Safety de hecho parecen ser exactas. De acuerdo a ProPublica (una redacción independiente sin fines de lucro que produce periodismo investigativo de interés público), dicha organización solicitó a tres prominentes investigadores sobre la seguridad de los pacientes revisar el nuevo estudio y todos ellos dijeron que los métodos y descubrimientos del nuevo estudio eran confiables. (Id.).

Uno de esos prominentes investigadores sobre la seguridad de los pacientes es el Dr. Lucian Leape, un pediatra de Harvard que es conocido como el “padre de la seguridad de los pacientes” y quien estaba en el comité del IOM que escribió el reporte To Err Is Human. El Dr. Leape expresó que los miembros del IOM sabían en ese momento que la estimación de errores médicos era baja y comentó que los métodos y descubrimientos del nuevo estudio eran confiables. (Id.). Otro de los investigadores sobre la seguridad de los pacientes es el Dr. David Classen, quien es uno de los principales desarrolladores de la Global Trigger Tool. El Dr. Classen dijo que el estudio del Journal of Public Safety fue una correcta aplicación de esta herramienta y una “gran contribución”. Dijo que es importante actualizar los números del reporte To Err is Human del IOM. (Id.). El tercer investigador sobre la seguridad de los pacientes es el Dr. Marty Makary, un cirujano del Hospital Johns Hopkins cuyo libro Unaccountable exige una mayor transparencia en la atención a la salud. El Dr. Makary dijo que el nuevo estimado de muertes provocadas por errores médicos muestra que el eliminar los errores médicos debe convertirse en una prioridad nacional. (Id.). Los Doctores Leape, Classen y Makary dijeron que es momento de dejar de citar la cifra de 98,000 muertes. (Id.). El Dr. David Mayer, vicepresidente de calidad y seguridad en Med Star Health con base en Maryland, dijo que las personas pueden presentar argumentos sobre cómo muchas muertes de pacientes son precipitadas por una pobre atención médica, pero ese en realidad no es el punto. Todas las estimaciones, incluso aquellas en el límite inferior, exponen una crisis: “Demasiadas personas están siendo dañadas por errores médicos involuntarios y eso debe ser corregido”. (Id.).

La verdadera tasa de daños médicos probablemente es mucho mayor

image035Aun cuando las cifras del Reporte IOM y del Journal of Patient Safety son lo suficientemente asombrosas, resulta que casi indudablemente son demasiado conservadoras y que la verdadera tasa de muertes y lesiones de gravedad producidas por errores médicos es probablemente mucho mayor. Esto es debido a que (1) los estudios no registran (por diversas razones) muchos de los errores médicos que ocurren en los hospitales y a que (2) los estudios no consideran los errores médicos ambulatorios (es decir, los errores médicos que ocurren fuera de los hospitales, por ejemplo, en los consultorios de los doctores, en clínicas médicas, etc.).

Como lo señala el Instituto de Medicina de los Estados Unidos de Norteamérica (“IOM”):

Por desgracia, las cifras del IOM, por muy impactantes que sean, probablemente subestiman el número de lesiones médicas prevenibles debido a dos razones importantes. Primero, las cifras estan basadas en información recopilada de los registros médicos. Muchas lesiones, y por ende la mayoría de los errores, no son registradas en los registros médicos, ya sea de forma intencional o bien por falta de atención, o más probamente porque no son reconocidos. [¶] La segunda razón por la que las estimaciones del IOM son probablemente bajas es que excluyen las lesiones de los pacientes ambulatorios. Sabemos muy poco sobre la cantidad de EA [eventos adversos] en la atención ambulatoria, pero no hay evidencia de que la tasa de errores sea menor. De hecho, la ausencia de medidas y reglas de seguridad hospitalarias, o de la supervisión de los compañeros, puede ser mayor…

(Consulte IOM Quality of Health Care in America Committee. The Institute of Medicine Report on Medical Errors: Misunderstanding Can Do Harm. Medscape General Medicine. 2000; 2(3) [traducido del inglés; se añadieron negritas e itálicas; se omiten las notas a pie de página]).

En otras palabras, las cifras “impactantes” en el Reporte IOM son demasiado bajas, pues (1) muchos errores y lesiones médicas no están registrados en los expedientes de los pacientes y por lo tanto nunca son descubiertos, y (2) las cifras incluyen a los pacientes hospitalizados pero omiten el amplio número de pacientes que no son hospitalizados, como los pacientes que acuden a ver a su médico al consultorio o en una clínica médica.

Un estimado del total de errores médicos prevenibles en los Estados Unidos de Norteamérica

Usando la información conocida disponible, se puede calcular un estimado del total de los errores médicos prevenibles en los Estados Unidos de Norteamérica, incluyendo las visitas ambulatorias a los consultorios de los doctores y a las clínicas médicas.

• Muertes:

En base al estudio del Journal of Patient Safety, una estimación conservadora de las muertes en hospitales de los EE.UU. debido a errores médicos es de 440,000 pacientes por años. (Consulte James, J. A new, evidence-based estimate of patient harms associated with hospital care. J. Patient Safety 2013; 9[3]:122-128, en la pág. 127). De acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos de Norteamérica (“CDC”), existen alrededor de 35 millones de hospitalizaciones por año (tenga en cuenta que estas son las hospitalizaciones de corta duración en un hospital no federale, y el número sería mayor si también se considerara el número de hospitalizaciones de corta duración en hospitales federales). (Consulte National Center for Health Statistics. National Hospital Discharge Survey; 2006 Annual Summary. 2010; 13 [168]). De acuerdo con el CDC, existen alrededor de 1.1 billones de visitas ambulatorias por año (lo cual es aproximadamente 31 veces el número de admisiones a hospitales). (Consulte National Center for Health Statistics. Ambulatory Care Visits to Physician Offices, Hospital Outpatient Departments, and Emergency Departments: United States, 2001-02. 2006; 13[159]). De acuerdo con el IOM, existen razones para creer que la tasa de errores médicos fuera de los hospitales es al menos igual a la tasa para aquellos dentro de los hospitales, si no es que mayor. (Consulte IOM, Quality of Health Care in America Committee. The Institute of Medicine Report on Medical Errors: Misunderstanding Can Do Harm. Medscape General Medicine. 2000; 2[3]).

Debido a que (como se mencionó anteriormente) la tasa de errores médicos fuera de los hospitales es probablemente igual a la tasa dentro de los hospitales (si no es que mayor), es tentador el simplemente tomar la tasa del total de muertes en hospitales en relación al total de visitas a los hospitales y multiplicarlo por el número de visitas ambulatorias, para llegar así al número general de muertes ambulatorias debido a errores médicos. Sin embargo, eso sería erróneo y exageraría el número de muertes ambulatorias debido a errores médicos. Esto es debido a que cada admisión hospitalaria da como resultado que el paciente tenga múltiples encuentros con proveedores de atención a la salud (es decir, que será atendido por varios doctores y enfermeras, que sus estudios de laboratorio serán analizados por diversos técnicos de laboratorio, que se le administrarán múltiples medicamentos, etc., todo usualmente durante varios días). Esto resulta en múltiples oportunidades para errores médicos. Por otro lado, una sola visita ambulatoria generalmente resulta en que el paciente tenga menos encuentros con proveedores de atención a la salud (generalmente, el paciente verá a un médico y a una enfermera y quizás se le practique un estudio de laboratorio que será evaluado por un técnico de laboratorio o se le ordenarán unas radiografías que serán revisados por un radiólogo, etc.). Esto da como resultado menos oportunidades para que ocurra un error médico. Así, que a menos que conozcamos el número de encuentros con proveedores de atención médica que tiene un paciente promedio en un hospital en comparación con el número de encuentros que tiene un paciente promedio en una clínica médica, no podemos aplicar ningún tipo de proporción. Además, hasta donde sabemos, estos datos no existen.

Sin embargo, un estudio médico reciente ofrece una guía sobre la cantidad general de errores médicos que ocurren fuera de los hospitales. El estudio analizó el Banco Nacional de Datos de Profesionales y llevó a cabo un análisis retrospectivo de las tendencias así como una comparación transversal de los pagos por negligencia por eventos adversos ocurridos en ámbitos ambulatorios e intrahospitalarios desde el 2005 hasta el 2009. (El Banco Nacional de Datos de Profesionales, o NPDB, recolecta y divulga a usuarios autorizados cierta información negativa sobre practicantes de atención a la salud, incluyendo sentencias adversas por negligencia, acciones adversas sobre su licencia, condenas penales y la exclusión de la participación en Medicare o Medicaid. La información en el Banco de Datos no está disponible para el público en general). El estudio utilizó el número de y la cantidad en dólares para los casos de negligencia que concluyeron con una indemnización para el demandante como un crudo indicador de la prevalencia y gravedad de los eventos médicos adversos, basado en una investigación previa que mostraba que los datos sobre negligencia médica pueden ser utilizados para identificar los procesos clínicos propensos a generar problemas y sugerir intervenciones que podrían reducir las negligencias. El estudio puso en evidencia una división bastante equilibrada entre el número general de casos de negligencia médica tanto en ambientes ambulatorios como intrahospitalarios. (Consulte Bishop T, Ryan A, Casalino, L, Paid malpractice claims for adverse events in inpatient and outpatient settings. JAMA. 2011; 305 [23]:2427-2431). Esto sugiere que el número total de muertes por errores médicos en el ambiente ambulatorio es probablemente igual al número total de muertes en el ambiente de los hospitales, además de que lo mismo aplica para las lesiones de gravedad. (En nuestra experiencia personal, hemos visto más casos de negligencia médica ambulatoria que casos de negligencia médica en los hospitales, pero para ser conservadores, supondremos que el número total es igual).

Si suponemos que el número total de personas que murieron por errores médicos en el ambiente ambulatorio es aproximadamente igual al número total de pacientes fallecidos por errores en los hospitales, entonces esto sumaría otras 440,000 personas a las cifras. Por ello, en un estimado muy conservador, existen alrededor de 880,000 muertes anuales que son causados por errores médicos que podían haberse prevenido. Esto colocaría el error médico como la causa principal de muertes en los EE.UU., muy por encima de las enfermedades cardiacas (597,689), el cáncer (574,743), las enfermedades respiratorias inferiores crónicas (138,080), los derrames cerebrales (129,476), los accidentes/lesiones involuntarias (120,859), la enfermedad de Alzheimer (83,494), la diabetes (69,071), la nefritis, el síndrome nefrítico y la nefrosis (50,476), la influenza y la neumonía (50,097). (Consulte Estadísticas del Centro Nacional para la Salud, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. FASTATS. 2010).

• Lesiones graves (pero no muertes):

image044Dentro del contexto de los estudios médicos, una “lesión seria” es una lesión médica que exige una estancia prolongada en un hospital, que infringe daño permanente y requiere de intervenciones para el mantenimiento de las funciones vitales o bien que contribuye a la muerte del paciente. (Consulte James J. A new, evidence-based estimate of patient harms associated with hospital care. J Patient Safety. 2013; 9[3]:122-128, en 124). Como se comentó anteriormente, el número de lesiones graves (pero no muertes) causadas por errores médicos en hospitales es entre 10 y 20 veces superior al número de muertes. (Id. en pp. 122-26). Si hay 880,000 muertes al año por errores médicos, entonces hay entre 8.8 y 17.6 millones de lesiones graves por año derivadas de errores médicos (es decir, entre 10 y 20 veces más que el número de muertes).

Las causas principales no médicas para las lesiones en los Estados Unidos de Norteamérica son:

  • Caídas (13.4 millones de lesiones al año)
  • Agotamiento (4.9 millones)
  • Ser golpeado por una persona u objeto (3.8 millones)
  • Transporte (accidente en auto, camioneta, tren, avión, etc.) (3.7 millones).

(Consulte Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. FastStats. 2012, pp. 20-21).

La cifra de 8.8 millones de lesiones anuales ocasionadas por acciones médicas convertiría a los errores médicos en la segunda causa principal de lesiones en los EE.UU. Con la cifra de 17.6 millones, los errores médicos se convertirían en la causa principal de lesiones en los Estados Unidos de Norteamérica.

Sin embargo, las estadísticas relativas podrían incluso ser peores para las lesiones provocadas por acciones médicas. Esto es debido a que las estadísticas de lesiones no médicas incluyen cualquier lesión, por muy pequeña que sea, para la cual se envía al paciente a recibir atención médica de un doctor o de una enfermera. (Id.). En otras palabras, si alguien se lesiona la rodilla y acude con un médico, se cuenta como una “lesión”, aún cuando pudo haber sido muy pequeña y no requiera más que un poco de Advil y no participar en actividades deportivas por una o dos semanas. Si esas lesiones menores son eliminadas para dejar solamente a las lesiones graves (permitiendo así una comparación con las lesiones graves de causa médica), el número de lesiones no médicas indudablemente disminuiría, probablemente de forma importante. En otras palabras, es probable que la hospitalización (que se requiere para que una lesión sea considerada como “grave”) no era requerida en al menos la mitad de las 13.4 millones de lesiones anuales por caídas en los EE.UU. Si es así, entonces el número de caídas que podrían calificarse como “lesiones serias” disminuiría a 6.7 millones. Bajo estas circunstancias, inclusive el rango menor de lesiones provocadas por acciones médicas (8.8 millones) significaría que los errores médicos son la causa principal de lesiones serias en los Estados Unidos de Norteamérica.

En cualquier caso, sin importar si el error médico es una de las causas principales o la causa principal de muerte y lesiones serias en los Estados Unidos de Norteamérica, el número de pacientes que mueren o sufren lesiones serias por errores médicos es excesivamente elevado.

Contáctenos

Existen muchas formas en las que ocurren los errores médicos. Si usted desea que evaluemos si un proveedor de cuidados a la salud puede haber cometido un error médico y provocado un daño sustancial a usted o a un ser querido, contáctenos y pregunte por nuestros servicios. Usted puede contactarnos ya sea por teléfono, por correo electrónico o completando el breve cuestionario confidencial de la izquierda. Esto es gratuito.

Nos encargamos de atender casos en todo el Estado de Washington.